LOGO111


Museo Comunitario Cuarto Centenario

Escrito Por: Luis Miguel Jiménez Rodríguez/JUICIOSYHECHOS.COM

viernes, 27 de agosto de 2021

Pinos, Zac.- “Lo que estamos mostrando se refiere a la microhistoria, a la historia local. Queremos abordar la historia de la región porque nos interesa la historia de nuestros antepasados”, señaló Jesús Martínez Marín responsable y custodio del Museo Comunitario Cuarto Centenario del municipio de Pinos.

Centro cultural que el pasado mes de mayo celebró su 27 aniversario y que de acuerdo con Martínez Marín se edificó con el objetivo fundamental de exhibir la historia y la cultura de la región.

Orígenes del Museo Comunitario

El Museo Comunitario Cuarto Centenario se consolidó como proyecto de promoción, difusión y preservación de la memoria histórica y cultural de Pinos, el 5 de mayo de 1994. Fecha en la que oficialmente se abrieron las puertas del recinto.

Originalmente el proyecto estaba pensado para ser una muestra temporal que únicamente duraría la Semana Santa de 1993, empero, la exposición que presentaba objetos de la vida cotidiana de los pobladores de la región causó grata conmoción en los espectadores.

Motivo por el cual, y a petición de quienes prestaron en un primer momento el acervo, se decidió montar una exposición permanente.

“Muchas familias y personas facilitaron piezas para la exhibición. El éxito fue tan grande que mucha gente comentó que sí nos atrevíamos a abrir un espacio de manera definitiva ellos donarían sus piezas”.

Fundadores del Museo Comunitario Cuarto Centenario

El proyecto que inició como una muestra temporal se consolidó gracias a la visión de tres hombres originarios; todos, del municipio de Pinos. El profesor Gorgonio Delgado Arguello, Leonardo Gurrero y Jesús Martínez Marín se dieron a la tarea de resguardar las obras que la población les donaba para ser expuestas.

Constitución del Museo

De acuerdo a lo expresado por el responsable del museo, éste no se conformó de manera legal por medio de un acta o documento jurídico sino gracias a que 12 hombres interesados en promover y preservar la cultura y la historia del municipio, acordaron prestar el servicio una vez por semana.

“Armamos un rol de manera que una pareja era un equipo de trabajo. Uno de ellos atendía y cuidaba el inmueble el sábado y el otro el domingo. Pasado el mes repetíamos las actividades de guardia. Todos hacíamos todo”.

Sede del Museo Comunitario Cuarto Centenario

Debido a la improvisada fundación del centro cultural, este no contaba de inicio con un recinto propio o siquiera definido. Gorgonio Delgado Arguello, docente del Colegio de Bachilleres gestionó ante el municipio un espacio para poder situar el museo que en un inicio concentraba el acervo sin guardar ningún tipo de orden o estructura cronológica.

Incremento del acervo

No fue hasta tiempo después que el acervo del recinto se clasificó y ordenó de acuerdo a una temática espacio/temporal. Dando como resultado las 7 salas que hoy conforman un inmueble que para entonces había incrementado su acervo y ya no tenía que compartir sede con otras instancias municipales.

“El espacio que se nos asignó ya no era suficiente. Afortunadamente edifican un espacio nuevo para el Colegio de Bachilleres, dejando todo el espacio para el acervo del museo”.

Respecto al incrementó del acervo museográfico, Martínez Marín apuntó que éste se dio debido a que los 12 hombres que constituyeron el centro cultural, trabajaban el campo en toda la región dándose cuenta de la basta riqueza cultural e histórica de la zona.

“Quienes empezamos a prestar el servicio nos dimos cuenta en nuestras andanzas diarias que la región es un repositorio natural de obras de arte y reliquias que bien valían la pena ser exhibidas para conocimiento y deleite de todos. Empezaron a fluir las piezas porque empezamos a buscar y acumular cosas”.

Origen del acervo

El Museo Comunitario data los orígenes de su acervo de tres maneras diferentes, a saber, la donación, los prestamos intemporales y los procesos de compra/venta. Sin importar cuál es el modo de adquisición de las piezas, los encargados del museo llevan a cabo procesos administrativos con los cuales dan fe y legalidad de la procedencia de la mismas.

En el caso particular de las donaciones y de los prestamos intemporales, los administradores del recinto cultural entregan un documento a los donantes o prestamistas, quedándose con una copia del mismo. Esto para tener un archivo que permita a los trabajadores del centro cultural llevar un orden y control del propio acervo.

Referente al acervo que se adquiere por medio de la compra venta, Martínez Marín comentó que es un método que causa ciertas complicaciones técnicas y administrativas al recinto. Lo anterior, según aseveró a que “la gente quiere vender a precios muy elevados y estas instituciones no cuentan con grandes recursos para hacerse de acervos costosos”.

Asimismo, apuntó que, a efecto de llevar un control ordenado y transparente del museo, cada dos años se inventaría el acervo. Dicho inventario se hace público y se encuentra en dominio de diferentes familias y personas del municipio.

Salas de exposición

“Hay siete salas estructuradas de manera que el visitante hace un recorrido virtual sobre una línea del tiempo que le permite darse cuenta de las épocas”, dijo.

La primera sala hace referencia a la “Paleontología”, en ella se exhiben fósiles marinos y restos fosilizados de mamut y mastodonte. Todos encontrados en comunidades de los municipios vecinos de Villa Hidalgo, Loreto y Pinos.

La segunda sala está dedicada a la “Arqueología”, aquí se muestran evidencias de la presencia en la zona del hombre prehispánico. Las salas que le siguen hacen referencia a las épocas de la Colonia, del Virreinato, la Independencia, la Reforma, el Porfiriato, las Haciendas, la Revolución y la Minería.

En el patio central del inmueble se exhiben herramientas propias de la época Colonial. El recorrido culmina con la visita a la Biblioteca y Audiovisual, sitios en los que se muestran fotografías antiguas de Pinos.

Cada una de las salas cuenta con una tarjeta informativa en la cual se explica detalladamente qué es lo que se exhibe y cuál es la procedencia de las piezas.

Observaciones generales

El costo por persona es de 20 pesos, de acuerdo a los registros del centro cultural provienen en su mayoría de San Luis Potosí, Jalisco, Aguascalientes y Guanajuato. No obstante, se advierten visitas de turistas provenientes de Brasil, Corea del Norte y Francia.0

Por desgracia hay pocos registros de zacatecanos al lugar pese a que en él se llevan a cabo diversas actividades de esparcimiento tales como: danza, teatro, cine y medioambientales.

Comparte esta nota