LOGO111


Columna del Director

Escrito Por:

viernes, 27 de agosto de 2021

Los Nuevos Alcaldes deben enaltecer el periodismo independiente

Cuando iniciamos este proyecto llamado “Juicios y Hechos” en 1984 lo iniciamos y sostuvimos con publicidad comercial, por ejemplo, publicamos a Liberarías Don Quijote, Farmacia Guadalupe, Ferretería San Juan, Materiales para Construcción La Tapatía, BALNEARIO DEL LAGO, Óptica del Sol, Impermeabilizaciones, Deportes Medina, Calza Moda, Abacus, “Cowerds Disco”, entre otros más. Pronto nos dimos cuenta que nuestra buena fe de hacer un periodismo independiente de la publicidad política y  gubernamental no era posible.

Y aunque “Juicios y Hechos” nació desde Guadalupe,  poco a poco fuimos ampliando nuestra cobertura a los diferentes municipios, primero los más cercanos como Vetagrande, Pánuco, Calera, Enrique Estrada, Villanueva, Cuauhtémoc, Luis Moya, Ojocaliente y Villa González Ortega y así le seguimos hasta llegar a Mezquital del Oro, Mazapil, Sombrerete, Pinos y Villa García y todos los puntos intermedios entre esos municipios, y recorrer todo el mapa zacatecano nos trajo las experiencias respectivas y entre otras los costos por plana de publicidad que no sabíamos cobrar.

Y precisamente recorriendo municipios nos encontramos con los tiburones de la publicidad política que nos regañaron porque cobrábamos muy poco y nos dieron un ultimátum para subirla porque según ellos nuestro trabajo era superior al de ellos y eso hacía que deberíamos aumentar nuestros costos. Y bueno, la aumentamos, pero no como dijeron, sino a un precio justo y no arbitrario, como estaban acostumbrados los periodistas “independientes”.

Y al transcurso del tiempo, conocimos como trabajaban esos periodistas “independientes”, su norma era el chantaje a los presidentes municipales y quien no accedía a sus exigencias, comenzaban a criticarlo inmisiricorde, incluso inventando situaciones negativas para obligarlo a ceder y a pagar, y eso sí, quien accedía a sus peticiones, de ser un diablo lo convertían en un santo de la noche a la mañana, esa forma de trabajar perduró por muchos años, incluso todavía hay uno que otro aplica esa forma corriente y denigrante de  hacer periodismo.

A partir de conocer esta forma denigrante de trabajar, nuestra lucha fue reivindicar el trabajo periodístico y hablando con los presidentes municipales, que eran nuestra fuente de sostenimiento, para que nos apoyaran en nuestra lucha, les sugerimos a los alcaldes pidieran a los comunicadores proyectos  y que en su contenido tuviera desde precios justos, diseño, formato, contenido de calidad y que el cabildo o el representante ante los medios de comunicación analizara, valorara y escogiera el mejor o los mejores, para poder enaltecer el periodismo independiente.

Muchos nos escucharon con atención y les gustó la propuesta, incluso uno de Pinos de nombre Juan Antonio Gómez (q.e.p.d.) citó a todos los comunicadores con él, para tomar acuerdos sobre la propuesta, después de un breve debate sobre el tema, todos felices aceptaron y ofrecieron a la brevedad presentar su propuesta o proyecto sobre la sugerencia del Alcalde, pasó el tiempo y nunca le  llegó  propuesta alguna, eso sí, se llegaron las fechas de las candidaturas y el alcalde se olvidó de su propuesta y todo siguió igual, como hasta ahora.

Los alcaldes no analizan los contenidos de los medios de comunicación, que la verdad “dan pena en cara ajena”. No tienen formato ni diseño y lo peor se roban los trabajos de otros y con cinismo cobran y los alcaldes complacientes pagan sin analizar si el medio de comunicación reúne los requisitos indispensables de un buen medio de comunicación y pagan sin comprobar una serie de hechos lamentables como eso de pegar facturas a solo diez ejemplares y cobrar como si fueran mil y de esta clase de  “periodistas” hay muchos, y como los alcaldes no se toman la molestia de revisarlos y comprobar si en verdad están pagando por un trabajo profesional.

Es lamentable que esto continúe, porque no hay quien se fije en estos “simples” detalles que denigran el periodismo independiente. No sabemos qué criterios utilicen para autorizar trabajos “periodísticos” y lo escribimos entre comillas porque de periodísticos no tienen nada, eso sí  para ganarse la simpatía de los alcaldes las  páginas de esos medios están plagadas de  alabanzas burdas y sin fundamento, y sin propuesta, solo para quedar bien con los presidentes municipales y ellos se dejan querer ante la denigración del real periodismo.

Ojalá y que esta nueva camada de nuevos presidentes municipales cooperen a enaltecer el periodismo independiente, exigiendo trabajos periodísticos bien hechos, aunque solo utilicen un género periodístico, pero bien hecho, ya no mencionamos la ortografía porque las computadoras hacen todo y que paguen por un buen trabajo. Sabemos que no estamos obligados a llevar o entregar una cantidad determinada de periódicos porque lo que se vende son espacios del periódico no la venta de periódicos.

Sin embargo, “para el buen entededor pocas palabras”, el trabajo de los Diarios es diferente a  los medios independientes y eso obliga a los “independientes” demostrar un poco, por ética que se está trabajando y para ello llevar  una cantidad mínima de ejemplares para demostrar con hechos ese trabajo y no como se acostumbra pegar una factura a un medio y cobrar, eso no se vale, ni es ético ni es honesto ni justo, pero eso sí, los alcaldes tienen la culpa de que se haya denigrado el periodismo a ese grado, por “pasalones”.

Ojalé y los 58  nuevos ediles se pongan las pilas y ayuden a enaltecer esta clase de periodismo. No decimos que no apoyen, al contrario que siga adelante este tipo de periodismo, pero limpio y profesional…ustedes tienen la palara.

Comparte esta nota