LOGO111


Proponen diputados del PRD priorizar derecho a la salud de las mujeres

Escrito por Sep 9, 2020 3:21 PM

La Coordinadora del GPPRD en la Cámara de Diputados, Verónica Juárez Piña, llamó a priorizar el derecho a la salud y a una vida digna para las mujeres por encima de la recaudación tributaria con motivo del cobro de impuestos a productos sanitarios femeninos.

 

En el marco del conversatorio “Menstruación Libre de Impuestos” que organizó con la diputada Martha Tagle Martínez, refirió que el GPPRD considera estos productos de primera necesidad, no de lujo, por lo cual ha exigido al Gobierno Federal políticas sanitarias con perspectiva de género, con mayor razón en esta época de pandemia.

 

Sin embargo, el Gobierno Federal ha preferido mantener la recaudación de unos tres mil millones de pesos por encima de las necesidades de las mujeres, con lo cual muchas de ellas, particularmente en zonas rurales y a causa del Covid 19, son sometidas a estragos alarmantes derivados de una mayor desigualdad.

 

“Frecuentemente las mujeres, además de afrontar una cultura paternalista que las obliga a guardar silencio respecto a sus propias necesidades –las cuales pasan a tercer, cuarto o último término—, se enfrentan a la falta de insumos, generando una vulnerabilidad adicional a las que ya acarreaban”, señaló.

 

Ante la indolencia gubernamental, llamó a los legisladores a ser portavoces de las mujeres que, en la situación de pandemia, sufrieron y sufren no sólo malas condiciones de higiene y falta de los productos higiénicos necesarios, sino también la estigmatización asociada a la menstruación.

 

Específicamente llamó a respaldar las iniciativas de reforma fiscal, como la suya, que exentan o disminuyen el pago de ciertos gravámenes -entre ellos el Impuesto al Valor Agregado (IVA)- en la compra de toallas femeninas y tampones, sobre todo si son biodegradables.

 

Esto último porque para el GPPRD es preocupante que productos desechables que tardan hasta 500 años en degradarse, como los mencionados, causen gran daño al medio ambiente.

 

“Es por ello que, un elemento adicional que proponemos en nuestra iniciativa es, justamente establecer la obligación de las autoridades para generar las condiciones recaudatorias que favorezcan y privilegien el uso de productos sanitarios biodegradables, no desechables o reutilizables”, puntualizó.

 

Destacó que la lucha feminista, en muchos países, ha impulsado medidas que normalicen la presencia de la menstruación dentro de las actividades sociales que desarrollan las mujeres. Es decir, visibilizar la presencia femenina con todas sus especificidades.

 

En tal sentido aclaró que no sólo se trata de disminuir un impuesto, sino de que las mujeres –50% de la población mexicana- esté presente en cada espacio de la vida pública, el cual debe llenar también sus necesidades particulares.

 

Reconoció algunos avances en zonas urbanas, no así en las rurales, sobre todo las más alejadas y en pobreza o pobreza extrema, donde las mujeres tienen mayores dificultades no sólo para no sufrir la exclusión por la menstruación, sino que resienten la estigmatización que las hace rechazar su propia condición.

 

“Es por ello que necesitamos actuar cada vez con mayor celeridad y firmeza, porque en nuestro país esto se torna doblemente difícil cuando enfrentamos la propia invisibilización desde el púlpito del Palacio Nacional que, a pesar del discurso paritario, no realiza acciones decididas en favor de las mujeres”, enfatizó.

 

La líder perredista recordó que su Grupo Parlamentario también insiste en que todas las escuelas, urbanas y rurales, cuenten con dispensadores gratuitos de toallas femeninas que permitan a adolescentes y mujeres acceder a estos productos y garantizar así su asistencia a clases y su derecho a la educación, porque en muchas ocasiones, al no tenerlos, las mujeres prefieren no asistir a clases durante los días que tienen su período menstrual.

 

 

 

Comparte esta nota