LOGO111


Posicionamiento del PRD sobre la integración de la mesa directiva de la Cámara de Diputados

Escrito por Sep 1, 2020 5:15 PM

La presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados corresponde a uno de los puestos con mayores responsabilidades en este país. Ejerce la presidencia del Congreso y expresa su unidad y pluralidad. Debe olvidarse de su pertenencia al grupo parlamentario al que perteneció y ejercer, de forma institucional, el encargo que este Pleno le hace.

 

Quien ejerce la presidencia de la Mesa Directiva no le debe nada a nadie. Responde únicamente al Pleno de esta Cámara y es por ello que debe actuar imparcial y profesionalmente durante todo el desempeño de sus funciones.

 

Tal y como la ley señala, quien ejerce la presidencia hará prevalecer el interés general de la Cámara por encima de los intereses particulares o de grupo ya que no sólo conduce las sesiones del Pleno, de la Mesa Directiva y de la Conferencia, sino que establece las relaciones institucionales con la Cámara de Senadores, con los otros dos Poderes de la Unión y los poderes de las entidades federativas.

 

Asimismo, tiene la representación protocolaria de la Cámara en el ámbito de la diplomacia parlamentaria. Es decir, ejerce la representación de todas y todos los diputados de frente a la Nación y de cara a otros países.

 

El encargo de la presidencia de esta Cámara es, en suma, un puesto de alta responsabilidad nacional e internacional. Es por ello que, además de agradecer el desempeño siempre institucional de la diputada Laura Rojas, presidenta saliente, exigimos de quienes integran la Mesa Directiva una labor ejemplar que los sitúe en las páginas de la historia como defensoras y defensores de las instituciones democrática.

 

El día de hoy, nada menos es por lo que estamos aquí, desde el Grupo Parlamentario del PRD esperando de esta nueva Mesa Directiva y es por ello que le confía la legitimidad de los votos a favor de su nombramiento.

 

Nos congratulamos de que este órgano legislativo considere el nombramiento de dos mujeres para presidirlo, de forma consecutiva. Esto es reflejo del avance que, en materia de paridad, hemos tenido en los últimos años y es específicamente en esta Legislatura, la Legislatura de la Paridad.

 

Muchos fueron los avatares que tuvimos que pasar hasta llegar a este momento. Intentonas de imposición y regresiones autoritarias que atentan contra esta Cámara y en contra de quienes hemos luchado por la institucionalidad y la transparencia de nuestro ejercicio como legisladores.

 

Nos congratulamos de que se haya respetado el acuerdo fundacional por el que se convino la rotación de la presidencia de la Mesa Directiva, acuerdo que garantizó la gobernanza de esta Cámara y de los esfuerzos para respetarlo, ya que esto nos constituye como un contrapeso del Ejecutivo para fortalecer al Estado de Derecho. En este acuerdo, aceptamos las presidencias de Morena en la Mesa Directiva y en la Jucopo.

 

El PAN presidiría el segundo año, no obstante, aun así tuvimos dificultades para hacerlo valer. Este año, retomamos el cumplimiento del acuerdo y de la Ley. Es por ello que el Grupo Parlamentario del PRD contribuyó a hacer frente a las intentonas impositivas y generó las posibilidades para garantizar que el acuerdo inicial tuviera puntual cumplimiento.

 

No obstante, debemos señalar que el teatro del que hemos sido testigos, orquestado para secuestrar las instituciones, no hizo más que desprestigiar a este órgano legislativo. El día de hoy, para remontar esa lamentable percepción en la ciudadanía, deberemos esforzarnos con mucho mayor ahínco en desempeñar arduamente nuestro trabajo legislativo en beneficio de las y los mexicanos.

 

El Grupo Parlamentario del PRD otorgará su voto de confianza a esta planilla. Sin embargo, no es un voto a ciegas. Es un voto que compromete a quienes lo reciben para garantizar un desempeño apegado a la ley, imparcial y que respete la pluralidad de nuestra Cámara. Es un voto que deberá tener como respuesta la mayor de las transparencias en la conducción de las sesiones y en la representación de esta Cámara. Es un voto que obliga al fortalecimiento de las instituciones democráticas y de la garantía del respeto a la diversidad de opiniones.

 

El PRD votará a favor de la planilla que los grupos parlamentarios ponen a nuestra consideración porque estamos plenamente comprometidos con el ejercicio de la democracia y de la pluralidad; porque tenemos la gran obligación ética de defender nuestras instituciones.

 

El PRD ha actuado en este proceso en defensa del Estado y sus instituciones, para garantizar la paridad y en contra del paternalismo misógino, para salvaguardar la integridad del Congreso de la Unión y, específicamente, de la Cámara de Diputados, en donde se encuentra representada la ciudadanía, que es a quienes nos debemos porque son ellos los que nos dieron la confianza para ejercer nuestro encargo y es a ellos y a ellas con quienes nos obligamos a defender la democracia en nuestro país.

Comparte esta nota