LOGO111 -EDITORIAL | Juicios y Hechos

-EDITORIAL

EE.UU. pierde liderazgo con Donald Trump

Durante muchas décadas los EE.UU. fueron el policía de los países pequeños y latinoamericanos, abusaron de su fuerza a más no poder, pero aun y con todas esas políticas perversas, eran la fuerza que a los norteamericanos les daba orgullo ser grandes, el pasado presidente Barack Obama fue más sensible ante una serie de cuestiones sociales, no del todo pero algo hizo a favor de la política exterior y de su pueblo y ese hecho le hizo ganar simpatía, cosa contraria sucede en la actualidad.
Donald Trump desde su campaña electoral ofendió y se trepó en una línea de ofensas a nuestro país, pero no sólo a nuestra patria sino a muchos otros países y aun así llegó al poder bajo una formula no muy democrática que digamos, pero que los norteamericanos dicen que sí, y es el voto de Delegados el que da el triunfo y aunque Hillary Clinton sacó tres millones de votos más que él, Donald Trump con menos de 300 Delegados ganó, pero así es la democracia en los EE.UU. y ni modo.
Donald Trump cumplió un año en el poder, después de que Barack Obama hizo de tripas corazón y aceptó el triunfo de Trump, acción que deberían copiar en nuestra patria los priistas, pero se creen la última Pepsi en el desierto que no creen que haya otras gentes capaces y mejor que ellos y por eso se aferran al poder, pero no lo hacen por capacidad lo hacen para seguir mamando de la ubre gubernamental y alimentando la corrupción el nepotismo y la impunidad. Pero bueno, el pueblo espera que este 2018 los priistas hayan aprendido la lección de Obama de respetar el triunfo.
Donald Trump ha tenido a lo largo de este año una serie de hechos perversos y malvados, ha gobernado a tientas y ciegas y por ocurrencias. Sin ética y sin conocimientos políticos ha dirigido esa nación, es un déspota que atenido a sus millones de dólares ofende a otros mandatarios, pero lo chusco es que se pone a “twittear” pendejadas como cualquier adolescente sin respetar la investidura presidencial. Por desgracia tanto Donad Trump como el presidente de Corea de Norte kim Jong Un son un par de locos que juegan con el botón de seguridad.
Toda esta serie de sucesos ha hecho que EE.UU. pierda el liderazgo de antaño. Hoy son otras naciones: China, Rusia y Japón las que tienen ese nombramiento, son sus mandatarios más diplomáticos, inteligentes y capaces, cosa de que carece Donald Trump. Acostumbrado a mandar, la Presidencia de los EE.UU. la dirige como si fuera una de sus empresas y quiere que otras naciones lo obedezcan como si en realidad se hubiera ganado respeto, tan estúpido, soberbio y prepotente es, que dijo que El Salvador y algunas naciones africanas eran mierdas.
Esta declaración hizo que se ganara aún más la condena del mundo entero por esa expresión. Y así por el estilo ha sido su gobierno, de declaraciones desafortunadas que lo retratan como inepto, soberbio y déspota, y que sólo desprestigio ha acarreado a los EE.UU. Ignoramos porque no lo han echado del poder, ya están cubiertos todos los hechos para sacarlo y hacerle un juicio político. Cuando renunció Richard M. Nixon, -el trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos de América- hizo menos de lo que ha hecho Donad Trump y renunció antes de que lo sacaran o le hicieran juicio político.
Un tema muy sensible son los Dreamers, esos jóvenes que llegaron de la mano de sus padres a EE.UU. en busca del sueño norteamericano y que hoy arbitrariamente los quiere echar Donald Trump, atenido a su poder presidencial. Una serie de manifestaciones se han dado como nunca en todo el territorio de los Estados Unidos de Norteamérica. Hay quien como toda democracia tiene sus partidarios que justifican su mandato, pero son mínimos comparados con los miles que protestan por su presidencia.
Soberbio y ruin en su año de mandato ante el Congreso de los Estados Unidos y utilizando un lenguaje medio conciliador él se aplaudió personalmente como si en realidad se mereciera su aplauso y el de la concurrencia. Mientras los legisladores demócratas digerían el discurso de Trump lleno de mentiras y falsedades, al puro estilo del PRI (de nuestra patria). Al año de mandato se espera se reviente el hilo que lo está protegiendo y caiga como cayó Richard M. Nixon. Muchos analistas aseguran que no llegará al final de este año 2018 y que finalmente renunciará o le harán juicio político.
Si los norteamericanos quieren rescatar el liderazgo, deben pugnar porque salga del poder Donald Trump. El camino que lleva Donald Trump, no es el correcto y con sus ocurrencias ´puede provocar una tercera guerra mundial que sería el fin del mundo, porque nuestro planeta no podría resistir una guerra nuclear y no es justo que por esta persona incapaz y falto de conocimientos diplomáticos y políticos se ponga en riesgo a nuestro planeta. Ya no digamos lo que ha sufrido nuestra patria por los desplantes déspotas y arbitrarios de esta persona que maneja a los norteamericanos como sus sirvientes y quiere hacer lo mismo con México.

Creado por:HEADER