LOGO111 Día de Muertos y Haloween |

Día de Muertos y Haloween

Ricardo García

El muerto quiere camote, pan coronado con tibias, altares, cempasúchil, calaveras, disfraces de fantasmas, monstruos y demonios, panteones, desfiles, festivales, concursos, oraciones y reflexiones, esto y más caracteriza a la celebración del Día de Muertos en nuestro país, cada región imprimiéndole su sello en el peso que le da a los aspectos festivos o espirituales.

La celebración del 2 de noviembre a pesar de tener raíces prehispánicas y ser considerada como una de las tradiciones más antiguas de los mexicanos, es relativamente moderna en las regiones del norte del país donde el Halloween tiene un peso cultural fuerte, norte y sur, tienen tradiciones y climas muy distintos, además de la gran extensión territorial del país, por ello la heterogeneidad de México.

Para contrarrestar la influencia cultural del país vecino en las escuelas, recuerdo de infancia, se comenzó a fomentar la celebración del Día de Muertos en lugar de Halloween, lo que se puede ver como defensa de las tradiciones e identidad cultural o chauvinismo y xenofobia, difícil de categorizar en un polo, pues es indudable que dicha barrera fue permeada y podríamos hablar de una conquista cultural, pero no implica la incoexistencia de ambas festividades.

Recuerdo cuando estaba en los primeros grados de primaria, nuestros maestros decían a los alumnos y padres, que teníamos que cuidar la tradiciones mexicanas y no celebrar lo que viniera de Estados Unidos de América, nada de Halloween ni Santa Claus, aquí era el Día de Muertos y el Niños Dios o Los Santos Reyes, esto lo decía con una gorra puesta de los Yankees de New York.

Era un llamado al patriotismo y todos se sentían bien mexicanos diciendo no a Coca Cola y si a Jarritos (1 de cada 10 veces), yo era muy pequeño para comprender pero ciertas imágenes y logos de la cultura pop de EEUU, ya estaban tan interiorizadas en el imaginario de la comunidad de equipos de beisbol, futbol americano, basquetbol, marcas comerciales, grupos musicales… que no se podían evitar sentirlos familiares.

Me recordó una situación que se presentó hace unos años en las redes sociales, en que un nefasto se ponía a publicar que no se celebraran tradiciones foráneas como el Halloween, que debíamos ser bien nacionalistas y respetar las tradiciones, entre quienes le daban la razón, no faltaba el pícaro que le respondía, claro y la Navidad es oriunda de Oaxaca.

La cultura del mexicano es muy variada, con la llegada de los españoles tuvimos una inyección de influencias romanas, góticas, españolas y árabes obviando las indígenas. México a raíz de de su etapa nacionalista intentó poner cercos culturales, varias fueron las medidas que buscaban contrarrestas la fuerza que representaban los medios de comunicación masiva.

Como dato curioso recordé que en 1930 el presidente Pascual Ortiz Rubio decretó que en lugar de Santa Claus, quien era una figura externa del folclor mexicano, fuera sustituido por Quetzalcóatl para retomar las raíces indígenas en nuestra nación. Las culturas se combinan o toman distintos aspectos entre sí coexistiendo o una es absorbida por la otra.

¿A qué le tiramos dándonos golpes de pecho patrioteros? Estamos inmersos en la época de la globalización, los medios de comunicación masivos dictaban el canon, actualmente la red informática mundial permite un manejo de información frenético y las barreras culturales no frenan gran cosa a excepción de la censura desmedida y la prohibición total, como Corea del Norte. Halloween y Día de Muertos en sus bases son similares, ambas nacieron de mitos para darle un sentido a la muerte y plantear la posibilidad del regreso de los difuntos.

El Halloween se rastrea hasta los celtas con Samhain, el Día de Todos los Santos proliferó con la llegada del catolicismo, y el Día de Muertos como convivio de muertos y vivos, estas tres fechas que actualmente se hilan de manera calendárica, dado el gran mestizaje cultural y racial del que goza México además de la inevitable influencia Estadounidense ¿por qué no unificarlos?

Esto ya sucede en algunas regiones, cada quien celebra a su modo, de mi infancia recuerdo que sólo el día dos iba uno a pedir dulces, escuche hace unos días a una señora que decía pues yo voy a llevar a mi hijo desde el 31 de Octubre a pedir dulces “aunque nos den poquitos”. En el ámbito adulto las fiestas de disfraces, con temática Halloween se han popularizado.

Me cuentan algunos foráneos que en Zacatecas tenemos la particularidad de tener una especie de híbrido entre Halloween y Día de Muertos, por el hecho de lo que los niños se disfracen para pedir dulces el día 2, esto no es algo común en otros estados al parecer.
hallvsdiam

Author: Juicios Admin

Share This Post On

Creado por:HEADER